Econostrum | Toute l'actualité économique en Méditerranée

Ética y lucidez: ¿cómo ayudar a Túnez y Egipto?

Robert Lanquar



            Partager Partager

Ética y lucidez: ¿cómo ayudar a Túnez y Egipto?

Los sucesos actuales en los países árabes van a afectar profundamente al turismo mediterráneo. A corto plazo, algunos se felicitan: con cinismo, se dicen que lo que pierden aquéllos, lo ganarán ellos. Otros se preocupan por el futuro, creyendo que el islamismo  reduciría los flujos turísticos, comercio internacional y todos los procesos de paz: el miedo abastece los estereotipos  que duran ya más de un siglo, apoyándose en las confrontaciones entre las dos orillas del Mediterráneo.
 

Se trata de buscar más ética y de ser lúcido. Tenemos delante de nosotros  una revolución democrática, nacida en el dolor de la crisis económica y alimentaria. Dos vectores lo facilitaron: la mejor educación de los jóvenes  y el uso cada vez más extendido de las tecnologías de la información y la comunicación. Wikileaks mostró toda la hipocresía de los supuestos secretos diplomáticos, políticos, bancarios y otros. La juventud árabe retransmitió esta información a través de las redes sociales, del teléfono móvil y de los SMS. 




L'UpM se queda sin voz

No es necesario utilizar la teoría del dominó  cuando se quiere explicar lo que pasa hoy en el mundo árabe. Eso no funcionó en el tiempo de Nixon y Kissinger para el Asia del sureste. No muestra la incidencia de los movimientos de muchedumbre que se extienden como manchas de aceite, lo que los responsables de la Unión para el Mediterráneo tienen dificultad en comprender. 



La postura de esta organización, cuya sede permanente está en Barcelona, después de la dimisión de su Secretario General, el jordano Ahmad Massadeh, a finales de enero, sin dar demasiadas precisiones sino que él  “deja su puesto, ya que las condiciones en las cuales lo aceptó cambiaron”,  no es aceptable para muchos. Sin portavoz, la Unión para el Mediterráneo sigue en silencio. Cualesquiera que sean los argumentos del realpolitik, la Unión debe permitir, gracias al éxito económico, la llegada de sociedades pluralistas con mutuo respeto. La espectacular revolución tunecina prueba que el mundo árabe cambia más rápidamente que evoluciona la relación de Europa con éste. 



Un efecto de moda

Al mismo tiempo, todos están de acuerdo para que la agitación no se prolongue demasiado tiempo para que se reanuden los movimientos turísticos y que la temporada primaveral y estival se desarrolle en las mejores condiciones. Se podrá jugar, por otro lado, con el efecto de moda, el de vivir la movida de la Revolución del Jazmín o la de la Plaza Tahrir. 



Para 2011, el Euromonitor preveía una caída del 30% del turismo tunecino a finales de enero, la recuperación sería lenta y sería necesario esperar a 2014 para encontrar los niveles de 2010. Otros modelos, como el que yo mismo he elaborado  para MED 11 Prospectiva, consideran, por el contrario, que en 2012 volveremos a los niveles de 2010. La desaparición de abusos de poder, la reforma de la burocracia y una política de ordenación del territorio más equilibrada, menos neoliberal, favoreciendo un turismo responsable, sostenible y solidario, podrían propulsar el turismo tunecino. Mientras que las competencias están allí, la motivación no lo estaba pues se habían ridiculizado los derechos humanos. Túnez, con sus 10,4 millones de habitantes (el 42% tienen menos de 25 años), con una renta per cápita de 8600$, tiene importantes potencialidades y podrían innovar en numerosos sectores del turismo como hicieron con el turismo médico y la talasoterapia. 


Para Egipto, la OMT en la voz de su Secretario General, Taleb Rifaï, señalaba que el turismo representaba al menos un 11% del PNB egipcio y que generaba varios millones de empleos. Acababa de firmar a finales de diciembre un acuerdo con Egipto para reforzar su competitividad internacional y sus capacidades estadísticas con un proyecto de benchmarking por una cuenta satélite del turismo. El año 2010 había superado todos los “records” con más de 14 millones de llegadas de turistas internacionales en relación a 12,5 millones en 2009. La crisis podría hacer perder más de 2,5 mil millones € solamente este invierno y volveremos este año al número de llegadas de turismo internacional en 2005. Pero a partir de 2013, un escenario viable nos muestra que sería posible volver a los niveles de 2010.
 


¿ Que hacer ?

Por supuesto, la Comisión Europea estableció a principios de febrero un plan de ayuda en favor de Túnez y Egipto a fin de responder a sus “nuevas necesidades” y “aportar un amplio apoyo al proceso de transición "según las declaraciones de Stefan Füle, Comisario europeo encargado de la ampliación; el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso añadió que deseaba aportar un amplio apoyo a estos países.



Seguramente, las negociaciones para el estatuto avanzado de Túnez se desarrollarán con una actitud más conciliadora de los representantes europeos. Como las soluciones están sobre la mesa desde hace varios meses, los europeos están en la obligación de aceptarlas más rápidamente.  Eso acelerará entonces las discusiones con los otros países; la Unión para el Mediterráneo podría estar mejor vista en los pasillos de Bruselas como el ágora de las relaciones entre Europa y el mundo mediterráneo del sur y el este. 


Pero es a los profesionales del turismo de los países emisores como Francia o España de reaccionar por su parte más positivamente. No se trata, como lo hicieron los responsables de turismo de las islas Canarias, de pregonar que esta crisis los beneficia, esperando porcentajes de ocupación del 100%. Los malos resultados que conocieron hasta ahora no se debían a la competencia de los países mediterráneos árabes, sino, sobre todo, a la falta de competitividad y la incapacidad de renovar sus productos y servicios para hacer frente a la evolución de la demanda turística. 


El paradigma de Cordoba

Un sondeo acaba de poner de manifiesto que un 44% de los franceses que pensaban viajar a Túnez este año quieren hoy pasar sus vacaciones en otro destino.  ¿Cómo convencerlos de que en algunos meses, si no en algunas semanas, la situación volverá a ser completamente normal en Túnez? ¿Cómo reactivar este destino sino por operaciones de promoción como los “Compromisos del Jazmín” firmados el 9 de febrero en el Instituto del Mundo árabe de París? 



Los operadores turísticos franceses acaban de viajar a Túnez para discutir sobre el plan de reactivación que el nuevo Ministro de Turismo y Comercio,  Mehdi Houas, les presentó. El Sr. Houas era presidente cofundador de Talan, una empresa ubicada en Marsella para el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, una muy buena experiencia para permitir a los operadores tunecinos de turismo controlar mejor la distribución. Estos profesionales saben que es urgente actuar, los días están contados, tanto más que ninguna aseguradora quiere garantizar la pérdida de explotación vinculada a acontecimientos ocurridos en Túnez y Egipto, calificándolos en “ motines y movimientos populares ". 

Los británicos han suprimido la advertencia sobre los viajes a Túnez. Otra buena noticia en Gran Bretaña, los grandes operadores turísticos Thomas Cook, Thomson and First Choice reanudarán sus vuelos hacia Monastir al 27 de febrero. Para Thomas Cook, la normalidad para todo Túnez volverá después del 2 de marzo.   Tripadvisor ha visto aumentar en más del 18% estas dos últimas semanas el número de información de interés sobre Túnez. Otros países europeos están siguiendo el mismo ejemplo. En España, Casa Árabe podría liderar una operación similar a la francesa. Después del éxito de Córdoba, la primera semana de febrero, de su reunión sobre el “Paradigma de Córdoba” co-organizada con los “Encuentros Averroes de Marsella”,  una iniciativa de Casa Árabe mostraría su voluntad de hacer del turismo un elemento de su estrategia para facilitar la “interculturalidad” y el conocimiento del mundo árabe. Debería, por otro lado, crear con profesionales del turismo y agencias de viajes, circuitos y cruceros culturales como lo hacen instituciones que defienden los mismos objetivos en otras partes de Europa. 

 


¿Qué va a pasar en los otros países árabes? Egipto necesitará más tiempo para normalizarse, aunque todo esté aconteciendo, gracias al ejército, evitando la violencia.  Yemen, Jordania, Líbano o Siria, países que comenzaban a ser considerados como destinos turísticos con excelentes potencialidades, vivirán momentos difíciles. Túnez  debe servirles de ejemplo para que la transición democrática no dañe la vuelta a la normalidad turística, una industria que emplea millones de personas. 

Version française


Vendredi 11 Février 2011











RÉFLEXION

Europe : contradictions internes et politique de voisinage en Méditerranée

Henry Marty-Gauquié, directeur honoraire de la BEI, membre du groupe de réflexion et d'analyse JFC Conseil.
Grand angle


LE GUIDE DE LA COOPÉRATION ET DES PROGRAMMES DE FINANCEMENT EN MÉDITERRANÉE 2018


Actus par zones

Algérie Bosnie-Herzégovine Égypte Espagne France Grèce Israël Italie Jordanie Liban Libye Maroc Portugal Syrie Tunisie Turquie Europe MENA

Suivez-nous
Facebook
Twitter
Rss